¿Cardio o pesas? ¿que es mejor?

¡Que tal amigos!

Estoy seguro de que en pláticas y reuniones has escuchado algo de este tema, siempre hay alguien que defiende al cardio y otros a la pesas. En este eterno debate, unos defienden que el cardio es lo único que necesitas, y por otro lado tenemos a los defensores a capa y espada de las pesas como la mejor forma de estar en forma. Por otra parte, hay muchos mitos en el ambiente del fitness, como por ejemplo “hacer cardio para perder grasa”, la verdad es que perdemos grasa por déficit calórico y no porque entrenemos en una caminadora, elíptica o bicicleta.

Es muy común que nos lleguen en redes sociales preguntas sobre este clásico debate, de hecho es casi una pregunta obligada de los clientes que empiezan nuestro programa, y casi siempre va así:

Mi respuesta siempre es la misma “Necesitas hacer los dos”.
Igual le conviene al corredor un poco de pesas, y al bodybuilder le cae bien su sesión de cardio. La realidad es que depende de varios factores que sustentan mi respuesta, vayamos al detalle, esto te puede ayudar mucho a decidir como armar tu entrenamiento de este nuevo año.

1. Factor Salud.

Primero lo primero, aunque sabemos que la mayoría de nuestra clientela se acerca con la expectativa de mejorar su composición corporal nuestra obligación es prescribir tomando en cuenta como base del programa primeramente la salud.

Los beneficios del ejercicio cardiovascular están en la base de la pirámide de actividad física, para nuestra actividad cotidiana el sistema cardio-respiratorio es el mas importante.

Es este uno de los principales  motivos por el que siempre acompañamos las rutinas con cardio, que puede ser en caminadora, bici, escaladora o elíptica ya sea en gym o en casa para quienes tienen equipo en su residencia.

Las pesas también tienen mucho aporte en salud, por ejemplo el fenómeno de osteogénesis se manifiesta luego de que un sujeto tiene semanas entrenando con pesas, y con ello se fortalecen los huesos, las probabilidades de sufrir osteoporosis disminuyen.

A las pesas también se le atribuye el aumento de masa muscular, lo que ya sabemos por muchos estudios es saludable para el cuerpo, de lo que nos tenemos que deshacer es el del tejido graso.

2. Factor Estético.

Todos queremos vernos mejor, es una condición natural, nadie esta pelado con lucir su mejor versión o simplemente verse en una talla que le agrade más, sobre todo cuando desaparecen las llantitas.

Para el efecto estético igual a su vez hay muchos factores. Si ponemos el ejemplo de un sujeto normal (no atleta, no avanzado) lo que más necesita es déficit calórico para perder grasa, y eso se obtiene cuando calculamos que la dieta le aporta un poco menos de calorías de lo que gasta en el día, incluyendo claro el entrenamiento.

Entonces, para ese caso de perder grasa, las pesas son importantes porque además del gasto calórico del entrenamiento con pesas, con ellas obtenemos aumentar la masa muscular, esto puede causar que la tasa metabólica basal aumente también, y por consecuencia el déficit calórico es más fácil de alcanzar. Aunque NUNCA puedes compensar una mala dieta con ejercicio, es de gran ayuda a la hora de hacer un programa de pérdida de peso. 

Aumentar de masa muscular nos permite vernos “duros” de otra forma, si una persona nunca ha hecho pesas y solo ha hecho cardio muy posiblemente luzca delgada pero no necesariamente dura. La dureza la da el musculo desarrollado cuando lo cubre un porcentaje de grasa bajo.

El cardio con fines estéticos tiene mucha relevancia porque en una sesión pueden ser de 300 a 500 calorías adicionales que son las necesarias para atinarle al déficit calórico que buscamos. Por eso ven que los atletas y entusiastas avanzados hacen cardio como complemento de su rutina de pesas.

3. Factor Lúdico.

El cardio es una actividad semi-meditativa para muchas personas, cuando corremos en una pista, en banda o estamos en una bicicleta, tendemos a concentrarnos en la actividad y si la acompañamos con música se acentúa este efecto.

Por otra parte, hoy en día han proliferado estudios de spinning, y bootcamps que ofrecen principalmente entrenamiento de tipo cardio y poco de pesas, esos estudios son muy motivantes, su formato de clase coreografiado resulta muy dinámico para las personas, y si con eso sudan y se mueven, para nosotros vale.

Para las personas que corren recurrentemente, igual se conoce experimentan un fenómeno llamado “runners high” que es un estado mental de disfrute y euforia luego de varios minutos y que dura hasta terminada la sesión, se le atribuye este efecto a a las endorfinas que segregamos.

Para el caso de las pesas, la parte lúdica también la podemos encontrar en entrenamiento de grupo como Crossfit, en los que las personas experimentan competitividad en un entorno de camaradería.

Muchos preparadores físicos están peleados con el factor lúdico, sin embargo para población general (entiéndase, una persona normal) lo más importante es mantenerse adherido y por eso buscamos ubicarlo en entrenamientos que le sean de su agrado, no todo el mundo se divierte 45 minutos en una caminadora o en el gimnasio.

La maravilla de una buena prescripción de actividad física es que permite al experto diseñar en un solo programa trajes a la medida de cada cliente tomando en cuenta estos factores, claro que no todos los programas son personalizados, por eso siempre es mejor al menos de inicio que te diseñen algo que te funciona a ti.

¿Qué te recomiendo?Que hagas pesas y cardio, si solo puedes  hacer cardio de inicio, es muy bienvenido, lo básico es que te muevas, y eso hasta con una soga de saltar lo puedes hacer, conforme te metas en el ejercicio podemos ampliar el entrenamiento.

Puedes comenzar con 3 sesiones de pesas, digamos lunes, miércoles y viernes, con unos 30 minutos tienes, debes trabajar todos los grupos musculares. Y de cardio con unas 4 sesiones semanales de manera consistente en apenas 12 semanas puedes experimentar muchos beneficios.

Sin embargo, hay bandos en este dilema, están los corredores o cardio-lovers que no se acercan a las pesas, y también están los weightlifters que no le dedican al cardio ni una gota de su sudor. Es un tema de gustos estos casos, y no están mal. Mucha gente en Enero comenzara caminando y corriendo como un esfuerzo para bajar de peso, siempre recomendamos agregar un poco de pesas, esto lo puedes hacer en un gimnasio, con mancuernas en casa, o hasta en un Crossfit (comprueba que esté afiliado y que tenga entrenadores al menos Level 1)

Para el caso de nuestros clientes a quienes les diseñamos programas personalizados, tenemos un universo muy variado, muchos entrenan en casa, otros en gimnasios, y otros combinan gym con entrenamiento en casa, para cualquier caso tomamos en cuenta los 3 factores que mencionamos, salud, estética y diversión.

¿Y tu que prefieres? Hacer pesas, hacer cardio o pesas?

Si no sabes, mándanos un mensaje y con un par de preguntas que te haga sabré en que porcentaje necesitas hacer cada uno.

Y si aún no tienes claro como llegar a tu meta, nosotros te podemos ayudar, escríbeme.

Dejar un comentario